¿En qué se diferencian el Sistema de Depósito SDDR y el Sistema de Recompensa SRR?

¿En qué se diferencian el Sistema de Depósito SDDR y el Sistema de Recompensa SRR?

 

Héctor Pérez | 21 ene 2020

 

El SDDR – Sistema de Depósito, Devolución y Retorno – y el SRR – Sistema de Retorno y Recompensa – son dos sistemas diferentes, como sus propios nombres indican, pero ¿cuáles son las principales diferencias entre ellos?

 

Los medios de comunicación hablan habitualmente del Sistema de Retorno como mecanismo de reciclaje, sin especificar si se refieren al Sistema de Depósito (SDDR) o al de Recompensa (SRR). Hace solo unos días, por ejemplo, algunos vecinos de Valencia pidieron a través de la plataforma del Ayuntamiento ‘Decidim València’ un proyecto de SRR. Sin embargo, algunos políticos que en su día trataron de imponer el SDDR intentaron apropiarse de esta propuesta y hacerla pasar como una de SDDR. Para evitar confusiones y que todos sepamos las diferencias entre los dos sistemas, hemos preparado esta infografía:

 

 

El SDDR – Sistema de Depósito, Devolución y Retorno – es un sistema de recogida de latas y botellas de bebidas de menos de tres litros en el comercio. En él, los comerciantes están obligados a imponer un depósito a sus productos y devolverlo cuando los consumidores retornen los envases, siempre y cuando estos no tengan abolladuras y mantengan las etiquetas en perfecto estado. Los comercios deben guardar dichos envases hasta que un camión del sistema los recoja y los lleve a una planta, donde se cuentan. Una vez contados se llevan a reciclar a las plantas donde van el resto de material recogido en los contenedores verdes y amarillos.

Es decir, el SDDR implica:

  • Que cada uno de los comercios que venden bebidas en España diseñe un sistema para almacenar residuos de envases y para dar tickets descuento por el valor de los depósitos retornados.
  • Que cada uno de los consumidores pague un depósito por cada bebida y un extra para sufragar los costes del nuevo sistema.
  • Poner en circulación miles y miles de camiones que recojan envases de los miles y miles de comercios y los lleven a las plantas de conteo. Todo esto en horario comercial, cuando los comercios están abiertos, favoreciendo los atascos y disparando las emisiones.
  • Construir plantas de conteo por todo el país.

Por otro lado, el SRR – Sistema de Retorno y Recompensa – es un sistema de recogida de latas y botellas de bebidas de menos de tres litros en espacios públicos. En él, los ayuntamientos u otras entidades públicas ponen a disposición de la ciudadanía un área donde se recogen envases de bebidas y se recompensa a los ciudadanos que los llevan con descuentos en el transporte público o en el comercio local, entradas a espectáculos, puntos canjeables, etc. Después los envases son recogidos por los camiones de basura habituales y llevados a las plantas de tratamiento de residuos.

Es decir, el SRR implica:

  • Que el ayuntamiento pone un área de recogida de envases de bebidas.
  • Que los ciudadanos que se acercan a llevarlos reciben una recompensa.
  • Que los camiones de basura hacen una parada en su ruta en esa área para recoger los envases.

Es decir, que a diferencia del SDDR, el SRR NO implica:

  • Ni mayores costes para el comercio.
  • Ni mayores costes para los consumidores.
  • Ni crear un nuevo sistema de recogida con miles de camiones contaminando.
  • Ni construir nuevas plantas de conteo por todo el país.

Queda por tanto aclarado que el SDDR y SRR son sistemas muy diferentes.

 

Nota final: ¿Quiere decir entonces que desde esta Plataforma apoyemos el SRR? No. Creemos que se debería establecer por ley el deber de separar el 100% de los residuos, como en Bélgica, y no recompensar sólo por separar latas y botellas que suponen menos del 1,5% de los residuos, ya que eso podría transmitir la idea de que no hace falta separar el resto.